Hipoacusia

¿Qué es la Hipoacusia?

La hipoacusia es cuando una persona no puede oír correctamente con uno o ambos oídos. Las principales causas de la hipoacusia pueden ser: acumulación de cera en el oído, infecciones, tímpano perforado, daño en el oído interno y nervios interiores.

Causas de la Hipoacusia

La hipoacusia es un fenómeno común que afecta al 15% de la población mundial. Por lo que no estás sola si piensas que tienes hipoacusia! Pero, ¿cómo se manifiesta la hipoacusia y cómo saber si la padeces?
La hipoacusia es a menudo progresiva, hasta el punto de que es difícil de reconocer. Tal vez se siente la vaga sensación de ser excluidos de las conversaciones, o haces un importante esfuerzo de escuchar en ambientes ruidosos. Tal vez ya no eres capaz de percibir ciertos sonidos tan bien como antes.

Entre las posibles causas del daño al oído interno se encuentran el envejecimiento natural y las exposiciones por largos a sonidos fuertes o ruidos. Esto se debe a que, en virtud de estos factores, las células nerviosas en la cóclea (que toma las señales de sonido y los envía al cerebro) están dañadas. Cuando estas células se dañas o faltan, las señales eléctricas de sonido no se transmiten de manera eficiente perdiéndose, por consiguiente, la audición. Ante esta situación, comienza a ser difícil identificar sonidos en ambientes con bullicio o ruido de fondo.

Otras de las causas de la hipoacusia es la cera del oído, que puede bloquear el canal auditivo y evitar la construcción de las ondas sonoras. Esta acumulación de cera le puede ocurrir a personas de todas las edades y es resuelto mediante la eliminación del exceso. Para esto, el médico puede hacer una limpieza (lavado) de la cera, que es un procedimiento sin dolor.

Las explosiones, ruidos fuertes repentinos, cambios súbitos de presión, dañando al oído con objetos punzantes, son factores que pueden causar una perforación de la membrana timpánica (tímpano), que también afecta a la audición.

Además, la hipoacusia puede ser causada por un tumor, crecimiento anormal del hueso en la región o enfermedades como:

  • Sarampión
  • Meningitis
  • Paperas
  • Escarlatina

Cómo identificar y tratar la hipoacusia

La hipoacusia puede manifestarse de diferentes maneras. Si usted nota que ya no es capaz de seguir las conversaciones o que ya no es capaz de escuchar algunos sonidos correctamente, debe consultar a un especialista.

  • Envejecimiento
  • Herencia genética.
  • Trabajos en lugares ruidosos, como en construcciones y fábricas, que pueden dañar los oídos permanentemente.
  • Los trabajos que incluyan el uso de armas de fuego y motores de chorro pueden causar sordera inmediata y permanente.
  • Escuchar mucha música con alto volumen, con auriculares o no, y otras actividades de recreación, como motociclismo, pueden aumentar mucho el riesgo de hipoacusia.
  • Algunos medicamentos, como ciertos antibióticos, drogas de quimioterapia, remedios contra la malaria, diuréticos y grandes dosis de aspirina y otros analgésicos pueden afectar el tímpano.
  • Enfermedades que causan fiebre alta, como meningitis, pueden dañar la cóclea.

Síntomas de la Hipoacusia

La persona que tiene hipoacusia, a menudo pasa por estas situaciones:

  • No comprende lo que otros hablan.
  • Debe aumentar el volumen de la radio y la televisión con frecuencia.
  • Tiene dificultad para hablar por teléfono o celular.
  • Es difícil entender las palabras cuando hay más gente hablando.
  • Problema para escuchar correctamente en ambientes ruidosos.
  • Problemas para mantener y escuchar una conversación entre 2 o más personas.
  • Sensación molesta de mareos o falta de equilibrio.
  • Sentir presión en el oído.
  • Escuchar un zumbido.

Consulta con el médico especialista

Luego de la evaluación inicial por el médico de cabecera, probablemente derivará al paciente con un especialista, como el otorrinolaringólogo o audiólogo. Para facilitar el diagnóstico certero de la enfermedad y encontrar el tratamiento más adecuado, es importante ya llegar al consultorio con algunas informaciones, tales como:

  • Una lista de los síntomas que el paciente, sus familiares y amigos han notado con respecto a las dificultades para escuchar.
  • Una lista con los medicamentos que está tomando en el momento y que ha utilizado recientemente.
  • Los tipos de trabajo que ya ha realizado.

El médico todavía puede preguntar si el paciente siente dolor o molestia en los oídos, si hay zumbidos, si tiene crisis de mareo o vértigo, el historial de problemas auditivos, si alguien en la familia ya ha tenido hipoacusia, si puede usar el teléfono normalmente, entre otras cosas.

loading...

También es importante llevar sus dudas a la consulta por escrito, empezando por la más importante. Esto garantiza que obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de salir del consultorio. No dude en hacer todas las preguntas sobre los temas que te generan dudas o de los que no tienes información.

Complicaciones que se pueden presentar

La hipoacusia puede tener un efecto importante en la calidad de vida de quien la padece, causando ansiedad, depresión y muchos problemas con la comunicación. Desafortunadamente, la mayoría de las personas sólo buscan ayuda médica después de dos años o más acarreando síntomas de la enfermedad, porque niegan su existencia. Y, con ello, acaban muchas veces alejándose de la convivencia social. Dependiendo del tipo de hipoacusia presente, la falta de tratamiento puede causar mayores complicaciones y empeoramiento de los síntomas.

Cómo prevenir la hipoacusia

La mejor forma de prevenir la hipoacusia es, siempre que sea posible, no quedarse en ambientes con mucho ruido o escuchar música demasiado alta. En el caso de trabajos que involucren mucho ruido o sonido de alto volumen, es importante verificar las protecciones necesarias y disponibles para cada caso y nunca trabajar sin ellas.

Hipoacusia en bebés y niños ¿cuándo buscar un especialista?

Los exámenes desde el nacimiento ayudan al otorrinolaringólogo a detectar el problema

La evaluación de la audición debe comenzar con el bebé recién nacido. Hoy en día, la prueba auditiva es obligatoria en las maternidades de casi todo el mundo. La prueba auditiva es un test objetivo, es decir, no necesita de la respuesta del bebé, y detecta la gran mayoría de los casos de pérdida auditiva. Es una prueba de extrema importancia para el bebé, ya que es en esta edad la única forma de detectar Hipoacusia.

Antes de la obligatoriedad de la prueba, era muy común que los padres creyeran que el niño podía oír porque balbuceaba sonidos. Los niños que no escuchan también balbucean, pero los sonidos no tienen significado.

Hoy en día conocemos que, cuanto más precoz es la detección de la hipoacusia, más probabilidades tendrá el niño de desarrollar la audición. Lo ideal es que esto ocurra hasta los seis meses de vida, pues a partir de esta edad comenzamos a desarrollar la vía auditiva, que nos permite interpretar los sonidos que escuchamos. Cuánto más tarde sea el diagnóstico, más difícil será restablecer esa vía.

Sin embargo, el bebé puede pasar el test de audición y luego desarrollar la hipoacusia, incluso cuando las causas son genéticas. Además, las infecciones de oído (otitis), muy comunes en la infancia, también pueden conducir a la pérdida de la audición. Afortunadamente, en la mayoría de los casos relacionados con otitis, la audición se recupera.

¿Cuándo llevar el bebé al otorrinolaringólogo?

Si el niño pasó el test auditivo, se recomienda que los padres acompañen siempre de cerca la comunicación en casa y el rendimiento en la escuela. Si el niño no tiene un buen desempeño escolar o los padres empiezan a notar una dificultad para comunicarse, es importante que l situación sea evaluada por un especialista.

El niño al que se le detecta síntomas de hipoacusia durante el test auditivo, seguirá un protocolo de evaluación que incluye pruebas más complejas de la vía auditiva, desde la oreja hasta el área del cerebro responsable del lenguaje.

Los niños que presentan otitis de repetición se los encuadran dentro de un grupo especial que deben ser acompañados regularmente por el otorrino. En estos casos, se deben investigar algunos problemas nasales como rinitis, aumento de adenoides y deficiencias inmunológicas.

Síntomas de hipoacusia en niños

loading...

Además de las dificultades en la escuela, el niño puede comenzar a aumentar los sonidos de los aparatos como la televisión, hablar más alto, tener dificultad para entender a los demás y parecer distraído. Cuanto más atentos estén los padres a los síntomas de hipoacusia en el niño, mayor posibilidad de detener el avance de  la enfermedad que compromete su capacidad de audición y comunicación.

It is main inner container footer text