img

Como hacer una huerta orgánica en casa

Como hacer una huerta en casa

Hacer un huerto en casa puede ser un gran proyecto con muy buenos beneficios. Obviamente te proveerá de muchos alimentos frescos y sin costo y, además, te darán la seguridad de que estarás consumiendo alimentos de tu huerta en casa completamente orgánicos. Si cada familia o persona tuviese una huerta orgánica en casa, seguramente notaríamos algún cambio positivo en nuestro medio ambiente y ganaríamos beneficios para nuestra salud.

Lo interesante de hacer una huerta en casa es que no necesitamos de grandes espacios, de hecho, ni siquiera puedes tener de excusa las pequeñas medidas de tu apartamento, ya que con un poco de creatividad podemos hacer una huerta orgánica en casa de diferentes formas: huertas en macetas, huertas en balcón, huertas en la cocina o en el patio.

Muchas veces sucede que, al disponer de espacio en nuestro patio, surge la posibilidad, además de hacer una huerta orgánica, de hacer un hermoso jardín con flores y plantas ornamentales, que podemos aprovechar como lugar de relajación y esparcimiento y así tener una combinación perfecta entre un hermoso jardín y nuestro propio huerto en casa.

Ahora bien, ¿qué piensas si vemos la manera de mezclar ambos conceptos para hacer un jardín comestible? Es decir, generar un hermoso espacio, que siga una estética planificada y bella, pero que ¡¡cuyas plantas sean comestibles!!

1- Como hacer un huerto en casa paso a paso

Seleccionar el lugar para el huerto orgánico

El primer paso es elegir el lugar adecuado para nuestro huerto orgánico. Por supuesto que las opciones las determinarán el tipo de casa o apartamento en el que vives, si tienes patio, grande o chico, si tienes terraza o balcón. Para todas estas opciones puedes hacer una huerta orgánica directamente en la tierra o en macetas o cajones. De hecho, si no dispones ni de patio ni de balcón, puedes optar por armar tu huerto con unas macetas o cajoncitos con plantas aromáticas.

huerta orgánica en casa

Si el espacio que dispones es una terraza, debes decidir si plantarás directamente sobre el techo (haciendo un techo verde) o lo harás en canteros o macetas.

huerto orgánico en casa

Si el espacio de tu casa o apartamento es reducido, puedes hacer una huerta vertical. También puedes poner a trabajar tu imaginación y combinar formas para ornamentar tu espacio, con una huerta vertical sobre las paredes o soportes, y canteros de madera sobre el piso.

2. Condiciones del lugar para hacer la huerta orgánica

Una vez que hayas decidido el lugar donde hacer una huerta orgánica, presta atención a las condiciones a las que expones tu huerta:
– Cuántas horas de sol recibe al día…
– Recibe sol de la mañana, de la tarde o todo el día. El sol de la mañana es el mejor…
– Si está al reparo del viento y si es invierno (en regiones donde no nieva) cuidar la huerta de las llamadas “heladas”…
– Ten cuidado de que no esté debajo de desagües de techos…

3- Plantas a seleccionar para tu huerta en casa

Una vez que las condiciones del espacio seleccionado sean las adecuadas, será hora de seleccionar las variedades a plantar. Si bien se puede hacer que toda planta quede linda, a continuación te sugerimos algunas de ellas para comenzar con tu huerta orgánica en casa.

Lechuga: esta planta es ideal para que sea la primera planta en colocar en tu nuevo huerto, crece rápidamente y además tienen una estética muy bonita. Para darle más color a la huerta, puedes combinar plantas de lechuga verde con lechuga morada.

lechuga verde y morada

loading...

Pimientos y chiles: los frutos que da el pimiento o el chile picante son muy bonitos y aportan color a la huerta. Pueden ser pimientos verdes, rojos, amarillos, naranja e incluso negros. Son una fuente de fibras, vitaminas y anti oxidantes.
Los pimientos rojos aportan más del 100% del valor diario de vitaminas C y A, y los pimientos verdes aportan vitamina K, ácido fólico y fibra.
Para plantarlos recuerde tener la tierra a 20º de temperatura aprox. A los pimientos les gusta el solo, al menos 6 hs diarias. La distancia entre planta y planta debe ser aproximadamente de 40 cm.
Puedes usar la planta de chiles para colocarla entre macetas de aromáticas que tengas en la cocina.

Pepinos: la planta de pepino es muy fácil de manipular, ya que crece como enredadera. Puedes guiar su crecimiento sobre una estructura hecha de cañas o alambre, por ejemplo. Esta planta necesita que la tierra esté bien drenada ya que no soporta el estancamiento de agua. En tu huerto en casa, debes hacer un pozo de 30 cms y rellenarlo con una mezcla de tierra negra y compost, y si lo vas a colocar en una maceta, debes utilizar la misma proporción.

planta de pepinos

Tomate: Los tomates también se pueden guiar por una estructura de cañas, palos o de alambre. El tomate necesita muchas horas de sol y un suelo muy rico, por lo que puedes abonarlo con compost. La guía o tutor debe permitirle crecer verticalmente, de esta manera permitirá que el sol caliente sus raíces (puedes quitarle las hojas inferiores para que llegue mejor el sol).

Tomates Cherry: Los tomate cherry son fáciles de cultivar y requieren de pocos cuidados. Solo tenemos que situar las plantas a pleno sol en un suelo blando, y bien abonado. Debemos regarlos constantemente pero con poca cantidad de agua, y crecen con temperaturas cálidas.
Si deseamos racimos abundantes y debemos quitar algunos brotes laterales que crezcan en las axilas de los tallos con hojas; estos restan fuerza a la tomatera. Recuerda hacer una guía o tutor que soporte el peso de los racimos de tomates cherry. Esta planta se adapta perfectamente a macetas.

Vegetales y hortalizas con flor: existe una variedad interesante de vegetales con flores muy bonitas que puede plantar en tu huerta orgánica, que darán un toque estético muy lindo antes del nacimiento de sus frutos.

Zanahorias: Las zanahorias crecen bien en lugares soleados y suelos sueltos, para poder formar raíz sin esfuerzo. Preferentemente agregar al suelo un poco de compost para mejorar su calidad y mantener su soltura. A las zanahorias les gusta el suelo húmedo pero no es exceso. Suelen ser atacadas por la mosca de la zanahoria, por lo que se recomienda sembrar ajo cerca de ellas (a unos 70 cm) para protegerlas.

Hinojo: esta planta tiene un aroma persistente, y como es perenne, tendrá hojas frescas todo el año. El hinojo se puede cultivar con siembra directa, es decir, utilizar directamente la semilla en suelo y no de plantines. Las semillas se siembran a 4 o 5 cm de profundidad y a una distancia entre ellas de aproximadamente 30 cm.
El hinojo necesita de horas de sol, de una tierra que drene bien y que le vayamos retirando las hojas secas y amarillentas.

Remolachas: La remolacha no requiere de mucho sol, y los climas donde mejor crece son con temperaturas de entre 15º y 18º. Directamente siembras la semilla en tierra, a 2 cm de profundidad. Muchos recomiendan remojar las semillas durante un día para favorecer la germinación. Cuando comienzan a crecer y para darles espacio, es recomendable retirar plantas de por medio. El espacio que necesitan entre sí es de aproximadamente 20cm. Mantener la tierra húmeda ya que la sequía las daña.

Por supuesto que puedes utilizar otras variedades, solo depende de tus preferencias y del espacio y ambiente que les puedas generar en tu casa.

Nos encontramos en el próximo artículo. Saludos a todas!!

Comentarios

comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

It is main inner container footer text